La única forma de regenerar el mundo es que cada uno cumpla con el deber que le corresponda.