No podemos depender de la protección del Estado.